Comprar con Seguridad en Internet   

La compra y venta de bienes y servicios a través de Internet. Esta forma de comercio a distancia, cada vez más extendida, puede conllevar tanto importantes beneficios como distintos problemas para los consumidores.

Entre los beneficios que la compra electrónica puede ofrecernos podemos destacar:

- Evitar desplazamientos.
- Precios más asequibles.
- Mayor disponibilidad de ofertas pudiendo hacer una mejor comparación de productos o servicios.

De igual forma, entre las dificultades podemos encontrar:

- Probabilidad de ser víctima de un engaño.

- Imposibilidad de ver y comprobar el producto físicamente.

- Problemas para mostrar nuestra disconformidad con el producto adquirido una vez que éste ha llegado.

- Intervención de una tercera parte, transportista, en la ejecución del contrato.

- Dificultades, o desconocimiento, de las formas de pago en compraventas electrónicas.

- En Webs no españolas la política postventa se regirá por la legislación del país en el que compramos, los gastos de devolución se verán incrementados y podríamos tener gastos de aduana si la empresa se encuentra fuera de la U.E.

Por ello, debemos estar bien informados: ¿a quién se está comprando? Es primordial para asegurarnos de que no seremos engañados, y efectuar una compra segura.

El nombre o denominación social, dirección, teléfono, NIF, datos de inscripción en el registro mercantil…etc. Son datos que deben aparecer obligatoriamente en la página web y, si no es así, debemos evitar comprar en estos sitios que no están suficientemente identificados.

Comprobar las condiciones de la compra: características del producto o servicio, formas de pago, plazos de entrega, condiciones de envío, gastos de devolución.

Es muy importante leer atentamente las condiciones generales del contrato, ya que al aceptar sus condiciones es como si se firmara un contrato. Tras una lectura atenta debemos guardar e imprimir, si fuese necesario, una copia de esas condiciones.

Debemos sospechar de aquellos precios anormalmente bajos o precios iguales para todos los productos de la web, así como de aquellas situaciones en las que nos encontramos textos mal traducidos.

Antes de confirmar nuestra compra debemos revisar el resumen, el precio total (con especial atención a los gastos de envío, impuestos o recargos adicionales o cualquier concepto que no venga expresamente especificado) y vigilar que los datos personales solicitados sean los estrictamente necesarios para la transacción.

De esta forma evitaremos gran parte de llamadas telefónicas no solicitadas y "spam" en nuestro correo electrónico.

Las empresas están obligadas a informar sobre la finalidad y tratamiento de estos datos dándonos la opción de corregirlos o cancelarlos. Tampoco pueden ceder esos datos a terceros sin nuestro consentimiento expreso. En cualquier caso, esta política de privacidad debe estar claramente publicada en la web.

Es conveniente consultar la opinión que otros usuarios tienen sobre la página o el vendedor, mediante búsquedas en la red.

Para comprobar que una página web es SEGURA, a la hora de efectuar nuestras compras, debemos fijarnos en lo siguiente:

- En la barra del navegador tiene que aparecer: "https://", la "s" nos indica que se trata de un sitio seguro.

- La aparición de un candado en la parte superior derecha o al lado de la dirección web nos indica que se trata de una página segura.

- Evitar sitios de compras mediante enlaces recibidos por correo electrónico. Lo mejor es llegar a la página web mediante la correspondiente búsqueda en la red o introduciendo la dirección de la empresa en el buscador.

 
Presentación y servicios

LA OMIC

DÓNDE

INFORMACIÓN

ANUNCIOS

IMPRESOS y CONTACTO

ARBITRAJE

> Presentación

 

> Dónde Estamos

> Legislación Básica
> Sectores / Material Informativo
> Consejos

 

> Tablón

> Reclamaciones
> Consultas
> Información